Logros a pesar del autismo

Logros a pesar del autismo
Por Javier Colón Dávila / End.jcolon@elnuevodia.com
En la actividad "Yo amo a alguien con autismo", personas con la condición se reunieron y compartieron sus triunfos.

"Soy bella, inteligente y autista". Andrea Camacho, con dos grandes moños y frenos en los dientes, se paseó la mañana de ayer por el parque Luis Muñoz Rivera con este mensaje en su camisa, dejándole saber a todos que su condición no le impide ser feliz y relacionarse con los demás.

Tampoco el autismo impide que Asterio Rodríguez, de 33 años, mantenga hace cinco años un trabajo en un restaurante de comida rápida y su madre no podría estar más orgullosa.

Son dos ejemplos de personas que, con la ayuda de sus familias, el Gobierno (a veces) e instituciones privadas, han salido adelante a pesar de padecer este trastorno que puede limitar la interacción social y provocar problemas en la comunicación verbal y no verbal.

Ambos participaron ayer en la actividad "Yo amo a alguien con autismo" en el parque Luis Muñoz Rivera en Puerta de Tierra.

Andrea es la primera que afirma ser "diferente" y quizás por eso tiene un pasatiempo "diferente": correr uniciclos.

La foto de uno de estos aparatos en internet y luego en un libro le llamó la atención y pidió a sus padres que le regalaran uno. "Le hemos dicho que ella puede hacer lo que quiera, así que hubiera sido un mensaje cruzado negárselo", indicó su madre Elba Camacho sobre la decisión de comprarle a Andrea el uniciclo, que requiere gran destreza para manejarlo.

"Se veía diferente y divertido", comentó Andrea al explicar su amor por el aparatito de una sola rueda.

Andrea, quien recibe educación en su hogar, ha ganado premios en competencias de uniciclo y ahora dice que quiere aprender a jugar baloncesto sobre este aparato.

Su hermana Frances, de 15 años, forma parte de un núcleo familiar de cuatro hermanos que le sirve de apoyo a Andrea. "Me preocupo y no quiero que se caiga, pero la admiro mucho", dijo Frances, quien puntualizó que mucha gente sin ninguna condición especial no podría correr el uniciclo.

La satisfacción que viven los Camacho ante los logros de Andrea es fácil de comprender para Milagros Rodríguez, madre de un hombre con autismo.

Su único retoño, Asterio, realiza labores de mantenimiento en un restaurante de comida rápida. Asterio dice que le gusta su trabajo de cuatro horas diarias "por el chequecito", pero para su madre el mero hecho de que su hijo pueda mantener un empleo es un enorme logro.

"Me siento muy orgullosa de él. La verdad es que hemos tenido muchos ángeles en el camino. Lo importante es que no me di por vencida", dijo la Rodríguez, quien además preside la Sociedad de Padres de Niños y Adultos con Autismo.

Algunas señales de que un niño pueda sufrir autismo son: problemas del habla, no mira a los ojos, no se relaciona con otros, tiene rutinas y no le gustan los cambios, no teme a peligros, juega raro, le dan muchas rabietas, parece sordo y estar en su propio mundo.

Para más información sobre el autismo puede llamar a la Alianza de Autismo y Desórdenes Relacionados al 207-3700.

2 comments:

Rhoda Karp said...

I am an old friend of Milagros Rodriquez (who I called Gillie) and have been searching for her...so I wonder if you can ask her to be in touch with me. My email address is: rhoda0216@yahoo.com
This is so important to me. Thank you very much.

Rhoda Karp said...

Gillie, if you see this, I am your old friend and I've been trying to find you for years! Please email me at rhoda0216@yahoo.com

Breve Historia de la Alianza en Fotos